Contrario a lo que se piensa, el pintar una pared no es cualquier cosa, y si se trata de dejar un acabado profesional, tiene bastantes puntos a tomar en cuenta. Aquí te enlistamos algunos consejos que te servirán ya seas un novato, o un experto.

  • Antes de pintar, despeja alrededor del área seleccionada. No olvides quitar las tapas de la luz, manijas de puertas, clavos y muebles en general que puedan sufrir algún daño.
  • Cubre los interruptores, el borde del piso, el borde del techo, las orillas de las ventanas, y en general todo lo que no pienses pintar y que se atraviese en el camino de la brocha.
  • Limpia bien las paredes antes de aplicar cualquier pintura. Con una mezcla de agua tibia con jabón lava platos y una esponja pequeña, lava la superficie de arriba abajo, y deja secar completamente antes de pintar.
  • Siempre aplica la pintura de arriba abajo, empezando con el techo. Procura hacer esto siempre, no obstante prefieras un color distinto en el techo. Después sigue con las partes altas de las paredes

¿Conoces más tips para pintar paredes? ¡Envíanos un correo electrónico!